Homo Musicalis

Para mis alumnos de Historia del Arte. Los que ya han pasado por mis clases, reconocerán en las palabras del autor, las que tantas veces hemos compartido.
Los que aún no llegaron a mi aula, pueden ir imaginando lo que vendrá.
La música, esa maravillosa expresión del espíritu, como todo el arte. Tan humano, y tan divino a la vez.

Crónicas de JAC

Sin importar a qué hora se termine la noche anterior, es tradicional en mi casa inaugurar el mes de enero desayunando con el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena. En esta ocasión, entre chocolate y frutas navideñas, pensaba en el valor esencial de la música.

Cerrar los ojos, escucharla, sentirla, dejarse llevar por ella, es liberar la imaginación, viajar, elevarse, ser más libre… La música, una de las expresiones más sublimes de la creatividad humana no es solamente un conjunto de sonidos agradables o una manifestación estética de los sentimientos, es también una invitación para el sosegado goce de la vida. Es, en suma, una forma de comunicación y de identificación. Platón lo explica muy bien, “la música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas”.

La música es fruto…

Ver la entrada original 350 palabras más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s