Te quiero porque sos mi hermano.

Para el bullying hace falta público. No seas cómplice del abusador. No te rías, no festejes, no te hagas el distraído. Aislá al abusador.

Repetí esta frase: “Te quiero porque sos mi hermano” .

Todo lo demás no importa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s