El 13 de febrero en el Acto de Apertura del Curso de la Junta Arquidiocesana de Educación Católica tuve la enorme alegría de recibir un premio en reconocimiento a ser Finalista del Global Teacher Prize 2019, el Nobel de la Educación.

El Arzobispo de Rosario, Monseñor Martín, me hizo entrega de una plaqueta, y muchos colegas y compañeros me acompañaron en ese día tan especial. Mi agradecimiento a todos ellos, y a todos los grandes maestros de los que aprendí tanto a lo largo de mi vida.

El espíritu de Don Bosco, el recuerdo de la Hermana Aurora, de María Auxiliadora, fundadora de nuestro colegio animaron mi emocionado agradecimiento.

Y también el recuerdo del Casa de Jesús, de Almagro, el colegio donde trabajé tantos años felices. Y del que adopté como lema la frase de la Beata Madre Benita Arias, “Obra de Dios, y no mía”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s